Cuba: ¿Revolucionarios de tiempos fáciles o la versión cubana de Fouché?

Por: Ileana González.

Todos los días la gente se arregla el cabello, ¿por qué no el corazón?

 Che.

 Reaparecen en medio del debate sobre el centrismo, o mejor sobre la subversión moderada, personajes que fueron públicos y otros no tan públicos, que ahora adjuran de lo que un día dijeron defender o difieren aparentemente en parte de sus postulados. En su época combatieron posturas semejantes. Que paradoja.

Revolucionarios de tiempos fáciles, que en los momentos en que se proyectaron como tales, Cuba tenía una relativa bonanza económica, ellos andaban en carros estatales de los que nada tenían que preocuparse, choferes incluidos, viajaban el mundo con el dinero del estado, cumpliendo tareas de ese gobierno que hoy aviesamente censuran y al que pretenden dar consejos, algunos, solo letrados, gracias al triunfo revolucionario, a todos, su conducta ambivalente los descalifica.

El aparente afán de justicia que aducen los guía, en su participación en el foro, queda descartado, cuando desde el inicio, toman partido por los que se desmarcan de las posiciones revolucionarias.

El punto no es coartar el debate, sino asumir con valentía la posición que se defiende, sin descalificar a nadie, seamos honestos, si su opinión es que hay que mezclar el socialismo con el capitalismo, meterlo en una batidora y luego ver que surgió, dígalo, pero no niegue que eso es lo que propone, ni se moleste cuando se lo señalen, entonces, cada uno en su bando, podremos debatir con transparencia.

Presentar esta ofensiva revolucionaria contra la subversión moderada, como una abusiva campaña de linchamiento, es una distorsión, quienes estaban abusando de la Revolución,  eran los que desde sus PC lanzaban todo tipo de calumnias contra ella, se erigían en sus “salvadores” desde posiciones socialdemócratas, y pactaban a sus espaldas con el enemigo, la Revolución tiene derecho a defenderse, “…la Revolución tiene también sus derechos, y el primer derecho de la Revolución es el derecho a existir, y frente al derecho de la Revolución de ser y de existir, nadie” , Fidel.

¿Hay campaña en las redes?, cierto, la de descredito y acoso hacia los revolucionarios, que somos sistemáticamente satanizados, estigmatizados y calumniados.

¿Olvidan como cobardemente atacaron en pandilla a blogueros revolucionarios, y apoyaron en campañas mediáticas y aun los apoyan a mentirosos reporteros censurados por Fidel y que trataron de incitar la desobediencia civil en el contexto de su muerte?

¿Olvidan la compacta defensa a traidores que vendieron su dignidad a la derecha, los mismos que publicaron a terroristas y le dieron voz para que atacaran a Fidel? Hoy muchos de ustedes siguen siendo sus amigos.

¿Olvidan su reciente comportamiento en este debate carente de argumentos, con alusiones a la violencia, palabras vulgares y alardes de guapería barata, que hizo que alguien los calificara de jauría?

Si lo olvidaron, se lo recordamos, no existe cruzada como suelen decir, mucho menos abuso de poder, ¿la prueba?, la libertad con la cual se desarrolla el debate, en el que han dicho cuanto han querido, mentiras y difamaciones incluidas y nada les ha ocurrido, y que conste que la difamación es un delito, ¿de que se quejan?

Su egolatría no los deja ver que las fuerzas que no comparten sus posiciones, son muy superiores. Si de verdad fueran revolucionarios, sabrían aquilatar la fuerza de la Revolución y no andarían diciendo que los ataca.

Quien abraza una idea, un proyecto social, es porque se identifica con sus postulados, y línea de acción, de otra manera es éticamente censurable tomar partido por algo.

De lo anterior se desprende que los que se autoproclaman revolucionarios, si lo fueran realmente, conocerían a la Revolución cubana y nunca la acusarían de inquisidora, ¿O es que fueron revolucionarios de ocasión?

Los viejos fantasmas que tratan de revivir, no volverán jamás, porque las condiciones que propiciaron su aparición ya no existen, hablo concretamente del llamado quinquenio gris, que con total desfachatez, se ha tratado de asociar al actual debate, que no se circunscribe a un sector de la sociedad, sociedad, cuya madurez política y cultural hace imposible la repetición de ese problema, sabrían  además que el primer muro de contención para evitar un hecho similar es la propia Revolución y sus principios.

Pero este debate no está resultando estéril como quieren hacerlo parecer, por el contrario, va arrojando luz sobre el bando en que está cada cual, a pesar de los esfuerzos que hacen los que se nos oponen, por desintegrar el concepto que los define, como los Joseph Fouché cubanos.

“La Revolución es abierta a todo pensamiento y arte, siempre y cuando no sean contrarrevolucionarios.”

 Fidel.

2 comentarios en “Cuba: ¿Revolucionarios de tiempos fáciles o la versión cubana de Fouché?

  1. NO SE QUE HACE MAS DAÑO EL CIEGO QUE SE EQUIVOCA O EL QUE VE Y ES CIEGO…TREMENDA IGNORANCIA Y DESEOS DE ACABAR CON EL PENSAMIENTO DIFERENTE…ZUAZNABAR

    1. Molesta la verdad, y la vamos a seguir diciendo, cada vez más cruda, con nombres, porque al parecer al estar lejos de Cuba, ignorando la realidad del pensamiento mayoritario de los diferentes sectores de la sociedad, te hacen convertirte en un ignorante total, porque el primer paso que da un ser humano para convertirse en un ignorante es desconocer el intelecto de los demas.

Deja un comentario