Cuba: El debate, el lenguaje que se emplea y el Pueblo | PostCuba

Cuba: El debate, el lenguaje que se emplea y el Pueblo

Por: Benigno Aguiar Rocadura.

Leyendo opiniones y artículos escritos (para mí en jeroglíficos árabes) en el contexto del debate sobre las diferentes corrientes o tendencias políticas que coexisten hoy en Cuba, consciente de mis limitaciones intelectuales decidí buscar opiniones más autorizadas, así cité para mi casa a cuatro vecinos míos, imprimí cuatro de ellos, aclaro no imprimí a mis vecinos sino artículos y les pedí que los leyeran y me dieran sus criterios.

Mis vecinos: un botero técnico medio en electricidad, un jubilado ex martillero u operador de martillo neumático, un albañil que todo lo mezcla y asegura sabe tocar el violín, aunque nadie lo ha visto hacerlo y un chofer de camiones.

Ellos protagonizan batallas verbales que versan sobre los más diversos temas, los salarios, los motivos por los que la gente se va, la economía, el transporte, los precios en la punta del Ever, (así lo dice el albañil, aunque hasta su cuchara le ha corregido que lo correcto es Monte Everest) etc. Cuando me ven en medio de su contienda me dicen, – profe lléguese que esto está bueno.

Lo del guioncito me lo puso Ileana, si está mal no la muerdan y lo de profe es porque trato de mediar en sus broncas.

Puntualizo que no se escribir en el estilo, el género o que alguien me corrija, al que llaman storytelling, aclaro que no estoy solicitando que nadie me defeque encima sino que me diga si estoy equivocado,  voy a escribir este relato al trozo. La palabrita en inglés es porque me la soplaron y me dijeron que me personajea.

Mis elegidos aplicadamente y por consideración a mí se leyeron los cuatro artículos, no creo que todos hasta el final, sin ofender a nadie, estaban macarrónicos.

Este fue el resultado.

Como si hubieran ensayado para cantar en un cuarteto en Sonando en Cuba me dijeron a una sola voz, ¿Quiénes son estos tipos?, yo que gracias a EcuRed y a la moda que algunos han introducido en las redes de hablar de sus títulos y vidas, tengo algunas referencias, les expliqué lo que pude.

A pesar de que les había pedido que esperaran concluir la lectura de los cuatro artículos para opinar algunas palabras “rebuscadas” comenzaron a surcar el éter, no las publico para evitar herir susceptibilidades, no quiero que como hace Israel con los palestinos me acusen de parricida, de todas formas, perdonen la palabrita, pero como ser humano al fin y al cabo yo también quiero brillar.

Mi mujer ante la algarabía, aunque ella pone la música a tope de botón dijo, -fotocópialos, he hizo un gesto para indicarme que era para que se fueran, aclaro que no era que fotocopiara a mis huéspedes sino a los artículos y se los diera para salir de su bulla, ella me recordó a algunos personajes de la internet que les gusta formar escándalos, pero les molesta hasta la respiración de los demás.

El albañil, -no entiendo ni carajo, estos tipos me sacrifican la mente, ¡qué clase muela!, es para decirles, “si siguen soltando moco, recojo el violín y no toco”, el lenguaje está cabrón, y los que están faja’o con ellos que me digan, este quiere joder por esto, esto y esto, fuerte y claro como lo hacía Fidel, lo demás es baba, tampoco me cuadra que me pongan como un RM que lo tienen dormi’o, ni que le tengo miedo al gobierno, ni na’, pero si se vira este bote, a llorar niños que se les perdió el tete, RM soy si le hecho bala a esto.

El martillero, – es bueno conocer cómo piensan estos tipos, pero medio cerebro tiene razón, es difícil cogerles la chapa, son más densos que la neblina de la autopista, regadores de tiñosas sin jaulas, no dan una cabrona solución, son como el vinagre “Élite”, ácidos, ácidos, los del bando de acá también tienen que aterrizar porque los que tienen en frente son complica’os y hablan como si fueran los dueños de Cuba, la mayoría está aquí abajo dándole a los pedales y somos los que vamos a decidir.

El electricista, actual botero, – Lo mejor sería hacer esto mismo en los barrios. A mí me gusta el CUC (no estoy publicando a un admirador del Ku Kux Klan, aclaro porque como suena igual), la cerveza, las jevitas y el fetecun, no soy político, no me cuadran una pila de cosas, buscando plata he dado más vueltas que un destornillador patinando arriba de la cabeza de un tornillo, me bato con los inspectores, me pongo atómico cuando me quieren controlar, pero ni me voy, ni me pongo a comer mierda conspirando, ni le permito a nadie que me llene la cabeza de comején. Estos socios ellos pa’ ya y yo pa’ ca’ para marcar la distancia, si se forma algo, a mí no me importa lo que digan estos muelosos, yo con  los de Fidel.

El camionero soltó los frenos, – Asere masa cárnica, ¿cómo tú vas a querer que estos tipos vengan a meter esa muela brisca aquí al barrio?, mejor que los pongan por la televisión así se ponen más concretos  y los que están por el socialismo también aclaran su conversa, yo me voy con el que no quiera tumbar el gobierno, pero coño que no hablen en chino que somos cubanos, te ponen como un imbécil aguantón que estas apendejao’,  lo que quieren es empujar, yo no tengo porque alzarme, con mi camión resuelvo, Fidel lo que hizo  a mi familia fue bien, hasta el gao que tengo nos lo dio, que hemos aruña’o, es verdad, pero que no nos estamos muriendo de hambre también es verdad, ¿Qué quieren estos sanacos?…

Masa cárnica interrumpiendo, -¿quién te dijo pollo ‘e granja que hablé de los tiñoseros?, estas como Silvino el bodeguero que todo lo entiende mal, yo digo que vengan los que están faja’o con ellos, para que expliquen, ¿tú pones a los otros también pa’ que le pongan la cabeza mala a la gente con su enredo?

El pollo, – la masa no me tupas la corneta, es verdad que son enredadores pero los del socialismo para responderles también enredan la pita, de todas formas, es mejor la televisión porque dice el profe que son muy pocos y así le llegan a más gente, (lo de que le llegan a más gente es de su autoría, yo solo dije lo primero), es verdad que a los criticones no lo deben poner porque hace falta un traductor para entenderlos.

El martillo, – se leyeron cuatro pendejá y ya creen que saben todo de esta bronca, a lo mejor otros escriben menos complica’o, ¿verdad profe?

Yo con aires de Monreal, (no utilicé ninguno de sus artículos), esto es un debate que hasta ahora ha sido entre intelectuales, ellos se entienden entre sí, los considero, (a mis vecinos) yo que llevo meses leyéndolos ya no sé si los mencheviques tomaron la Bastilla, los girondinos defendieron Moscú, los Bakuninista fueron los promotores de la perestroika, los bolcheviques del ejercito de Napoleón, Trotski americano o  Gramsci  de la USAID.

A coro, – profe, apretaste, tu sí que nos dejaste al campo.

No me hagan caso fue que monté el espíritu de Alonso, lo que dije fueron disparates.

Otro coro, – aaaah.

Con aire chicharronesco muy de moda, pero diciéndoles verdad los consolé. Estoy de acuerdo en que el lenguaje debe ser menos académico y que no deben publicitarse los ambiguos porque sus posiciones son muy confusas, dicen que son revolucionarios, pero se tiran el Capote arriba para decirle dictador a Raúl, de momento Marx y Engels son sus héroes y un párrafo más adelante lo es Obama, opino como ustedes que aquí abajo debe conocerse este debate porque al final, el juego se gana o se pierde con los que tiran del carro.

Ellos identificaron los bandos y tomaron partido, tienen la sabiduría del pueblo esa que no posee ni el más erudito de los intelectuales, pero necesitan tener más argumentos con los que defender la posición asumida, aun cuando la obra de la Revolución se los otorga, están ante expertos manipuladores que desaparecen  verdades tras aperreados lenguajes, (utilicé el terminito porque me lo sugirió mi amigo Rene que es un perro jodedor, aclaro, no estoy diciendo que nadie esté ladrando, aperreado significa enrevesado, complejo, etc.)

Como revolucionario tengo la obligación y el deber de decir lo que pienso y el que se ofenda que me ofenda.

Cuatro golondrinas no componen verano.

Deja un comentario