Cuba: Las nuevas filtraciones de AP y la trampa tras la conspiración.

Por: Marco Velázquez Cristo

La leyenda tejida alrededor de los supuestos ataques acústicos sufridos por diplomáticos estadunidenses en La Habana, cuyos objetivos   han ido clarificándose en la medida en que se desarrolla esta operación,  que es ejecutada por los servicios de inteligencia norteamericanos a pedido de los sectores más retrógrados y conservadores del gobierno de ese país y de la derecha cubano americana empeñados en destruir la Revolución a cualquier precio.

Ahora la AP, siempre entre los punteros ha publicado que una red de espías norteamericanos esta entre los afectados, es decir de oficiales CIA, analicemos la noticia:

¿Por qué esta vez AP de primera y no CBS NEWS?

 Ya CBS está demasiado quemada, comienzan a surgir suspicacias sobre sus vínculos en el Departamento de Estado, incluso con su vocera y es necesario variar para buscar credibilidad, borrando la imagen de un medio que actúa por órdenes de esa dependencia del gobierno.

 ¿Por qué esta nueva “filtración” y cuáles son sus objetivos?

 Recordemos que se está cuestionando con fuerza si los hechos ocurrieron realmente, así como la no presentación pública de los “afectados”, esta nueva versión viene a reforzar la hipótesis de que el gobierno cubano esta tras los supuestos ataques, pues quien más estaría interesado en el territorio nacional en deshacerse de una red de espionaje, a la vez que justifica el no acceso de la prensa y la ausencia del escenario público de las “víctimas”, pues las identidades reales de los oficiales CIA es un delito divulgarlas, no olvidar a Valery Palmer y todo el escándalo que se armó por revelar su verdadera identidad.

¿Cómo explicarían entonces los “ataques” a ciudadanos canadienses?

 Quizás en un momento no muy lejano, la AP o CBS NEWS filtren que fuentes cercanas a la investigación consideran que los canadienses fueron atacados para despistar a los investigadores, así completarían la mentira de evolucionar los acontecimientos como lo hacen hasta el momento, luego explicaré una hipótesis aun no abordada por la prensa, en mi opinión por inconveniente para USA.

Esta es una operación bien pensada y planificada que al concebirla seguramente tuvieron en cuenta lo que dijera Abraham Lincoln de que, “se puede engañar a todo el mundo algún tiempo…se puede engañar a algunos todo el tiempo…pero no se puede engañar a todo el mundo todo el tiempo”, fin de la cita, la evidencia de esto son los pasos escalonados que estamos viendo en función de mantener la credibilidad de la trama, es obvio que la experiencia de casos como el de Iraq ha sido considerada y  un escenario adverso en que se vieran expuestos previsto, por eso en todo esto se percibe la felonía de una trampa.

¿En qué consistiría la trampa?

 Si Cuba alentada por la falta de elementos probatorios de la real ocurrencia de los presuntos ataques, decide cuestionarlos y acusa públicamente al gobierno norteamericano de fabricarlos, entonces existe la variante de construir un autor, para ellos nada difícil, recordemos las armas de destrucción masiva de Iraq que nunca existieron y como unos tubos de aluminio fueron transformados mediáticamente en contenedores de uranio que Níger supuestamente vendía a ese país, entonces ¿por qué no  transformar a un hombre previamente elegido y preparado en el autor, un Chacal?, su actuación en solitario justificaría su tardía detección.

¿En qué país sería detectado y detenido?

 En territorio de cualquiera de los aliados de EE.UU., lo que propiciaría su extradición hacia ese país, donde se fabricarían pruebas y ocurriría una farsa judicial, que cerraría la operación, quizás ese falso autor moriría rápidamente, de causas naturales o a manos de un asesino a sueldo como ocurrió con Lee Harvey Oswald.  Cuba, no es dificil de predecir no tendría acceso al “culpable”.

Lo anterior sería una estocada fatal para el gobierno de Cuba que quedaría expuesto ante la opinión pública internacional totalmente desacreditado. Los rubios cerebros americanos seguramente andan muy ocupados tratando de averiguar que piensa Cuba y cuál será su respuesta, pues ya se comienza a escuchar la voz de nuestro bando, pausada, serena, sin estridencias, y eso los desconcierta.

 

 

Un comentario en “Cuba: Las nuevas filtraciones de AP y la trampa tras la conspiración.

Deja un comentario