El momento elegido por Norteamérica para quedarse sorda | PostCuba

Cuba: El momento elegido por Norteamérica para quedarse sorda

Por: Marco Velázquez Cristo.

Según el gobierno norteamericano los supuestos ataques empezaron a finales del 2016, momento en que estaba llegando a su final el mandato del presidente Barack Obama y empezaba el de Donald Trump, resulta interesante esta coincidencia, que nos lleva a esta interrogante:

¿Por qué en ese momento dicen ensordecer?

 Antes no hubiesen podido ejecutar una operación de esta envergadura, porque no habrían contado con la anuencia del presidente Obama, quien había impulsado el restablecimiento de las relaciones diplomáticas como vía para lograr los propósitos que no pudieron alcanzar con el bloqueo de más de 5 décadas que genocida y obcecadamente nos han aplicado, es decir la destrucción de la Revolución cubana.

Los sectores más conservadores del establishment y la derecha cubanoamericana liderada por Marco Rubio, sabían que el torpe orate que había asumido el poder era contrario al proceso de normalización de las relaciones diplomáticas entre ambos países, por lo que tenían garantizado por lo menos su no interferencia en lo que deseaban hacer, los servicios de espionaje no eran un impedimento, debían obedecer, además habían sido víctimas en varias ocasiones de los exabruptos de su presidente y los Jefes molestos sustituidos, su papel no era, ni es complicado, sus oficiales “afectados” solo debían guardar el secreto, y mantenerse lejos de la prensa, la que no presionaría para su presentación pública, algo que hemos visto ha ocurrido.

El momento elegido para ser anunciado como el inicio de los ataques, era el que más convenía a sus planes, así posicionaban la matriz de opinión de que el gobierno cubano no deseaba continuar desarrollando el proceso de normalización de las relaciones y aprovechaba el fin del mandato del presidente Obama para iniciar acciones que condujeran a frenarlo y al retroceso de lo alcanzado.

¿Por qué necesitaban de un pretexto para hacer retroceder las relaciones a los niveles que se encontraban antes de su restablecimiento diplomático?

Es conocido que amplios sectores principalmente dentro de los demócratas están de acuerdo con el proceso de normalización de las relaciones con Cuba, de ahí la necesidad de fabricar un pretexto lo suficientemente fuerte que les permita a la derecha republicana y a la miamense justificar retrotraer los vínculos a sus niveles más bajos, creando la imagen de un gobierno americano obligado a reaccionar para proteger a sus diplomáticos de una agresión que pone en peligro la salud de sus diplomáticos, neutralizando de esta forma la posible oposición demócrata a esta medida y limitando colateralmente la respuesta de Cuba.

Un detalle no se puede dejar sordo a un sordo y Norteamérica padece de sordera crónica desde hace muchos años, lo atestigua como no ha escuchado el clamor internacional para que cese sus injustificables actos de agresión y guerra contra innumerables países, así como para que ponga fin al cruel bloqueo contra Cuba.

Deja un comentario