Acusa la AP a un grillo cubano de ser el autor de los ataques acústicos.

Por: Marco Velázquez Cristo.

 La noticia del día es la filtración por la AP de una supuesta grabación  realizada presuntamente en La Habana, donde se escucha un sonido agudo semejante al producido por un grillo, que según el medio uno de los “afectados” identificó como el ruido que había escuchado al ser “atacado”, simultáneamente la vocera Heather Nauert, declara que Cuba, “podría tener más información de lo que ahora sabemos” y el jefe de despacho de la Casa Blanca, John Kelly, dice que “el gobierno cubano podría detener los ataques contra nuestros diplomáticos”. Algunas reflexiones:

Es de suponer que los expertos del FBI y otras dependencias especializadas norteamericanas hayan analizado hasta aburrirse ese y otros audios, con equipos mucho más sofisticados que los que pueda haber utilizado la AP y no han podido determinar que en ellos existan sonidos que puedan crear las afectaciones que se han estado describiendo.

Por otra parte  no es difícil adivinar que el FBI, tenga que haber entregado algunas grabaciones a las autoridades cubanas, pues son  ruidos los que se estan investigando, y si alguien tuvo a bien filtrar este audio, no existe razón para que no  lo entregaran a Cuba, cuyos expertos deben haberlo analizado, seguramente  sin encontrar nada relevante, pues es conocido que nuestro canciller cuestionó la colaboración norteamericana y sostuvo que  hasta el momento  no se han obtenido elementos que confirmen la ocurrencia de los místicos ataques,  por lo tanto  la “filtración” de la AP queda aun más desvalorada.

Lo anterior indica que esta es solo parte de las acciones mediáticas para mantener el interés en la trama y de paso reforzar la credibilidad de la posible ocurrencia de los presuntos ataques.

Sería absurdo que la ya famosa grabación se adujera que se encontraba entre las informaciones que según la vocera Nauert no se le dieron a la parte cubana para evitar que cayera en manos de “gentes malas”, por lo tanto, una trompetilla para la osmosis de la AP que, por demás, nadie con autoridad a certificado su autenticidad y otra para la vocera que anda buscando salideros en la casa del vecino mientras en la de ella  están a pululo.

Después de esto cabe preguntarse.

¿Qué persiguen con las declaraciones de Nauert y Kelly?

Ambas son el inicio de cuestionamientos aún más directos y fuertes a la actuación de las autoridades cubanas, que refuerzan las matrices de opinión de su supuesta responsabilidad en la ocurrencia y continuidad de los presuntos hechos, a la vez que tratan de hacer control de daños por las declaraciones de la vocera en las que indicó que no compartían toda la información con Cuba por las razones que ya explicamos, ahora intentan hacer aparecer a nuestro país en su misma posición y de paso justificar la de ellos como una respuesta. Kelly apuntala lo dicho por Nauert. Más adelante explicaremos otras intenciones.

¿Qué indican las últimas acciones mediáticas de EE.UU.?

Lo burdo de afirmaciones como la supuesta ocurrencia de ataques dentro del protegido recinto de la embajada norteamericana en La Habana, la introducción de versiones inverosímiles que dan como posibles agentes causales de las afectaciones a virus o bacterias, las entrevistas a supuestas víctimas y la filtración de un audio, responden a la necesidad de introducir aceleradamente nuevos elementos que les permitan mantener la atención de la opinión pública sobre el tema y condicionarla de acuerdo a sus intereses, a fin de ganar tiempo para el cierre de la operación urdida.

Asimismo, es evidente que comienzan a actuar con premura y  cierto grado de improvisación apremiados por la prolongación de su operación en el tiempo, algo quizás no previsto, por eso Kelly y Nauert parecen cuquear al gobierno cubano para que enseñe sus cartas, el silencio de Cuba les preocupa, porque el que miente sabe que al final siempre se le descubre el embuste, y buscando hacerlo más creíble, están cometiendo errores que cada vez los exponen más.

El involucramiento aparentemente positivo de Colombia en esta situación, amplía su alcance internacionalizándola, pronto aparecerán las declaraciones de organizaciones afines a los yanquis y de gobiernos sumisos a estos exigiéndole a Cuba poner fin a inexistentes ataques, y garantizar la seguridad de cuanto extranjero visite la isla, la escalada demuestra la magnitud de lo que persiguen.

Esperemos que la AP se quede en la sola acusación, pues si profundiza en su investigación y resulta que en todas las grabaciones aparece el mismo insecto y a la vez descubre que estos emiten su agudo canto para atraer a su pareja, lo que indicaría que el susodicho grillo es polígamo, costumbre de países árabes y le caen detrás a su procedencia y llegan a la conclusión  que arribó a Cuba como polizón en un buque mercante  proveniente de una de esas naciones, entonces  Trump podría ordenar  la invasión del país natal del grillo y exigirnos a nosotros que le prohibamos a los nuestros  cantarle a sus amadas para evitar confusiones y afectaciones a los delicados oídos de sus diplomáticos. 

 

 

 

 

 

Un comentario en “Acusa la AP a un grillo cubano de ser el autor de los ataques acústicos.

  1. Marcos, habrá que pedirle al escritor Leonelo Abello que escriba la segunda parte de “El Canto del Grillo” donde indagaría en la psicogénesis de la entomofobia de estos trasnochados y siempre chapuceros empleados de los servicios especiales yanquis, dispuestos ahora a cumplimentar las ordenes de Pompeo, Rubio, Trump y demás integrantes de esta cúpula neofascista con un libreto incoherente y muy falto de imaginación. Saludos.

Deja un comentario