“No podemos probar que los ataques sónicos existieran” | PostCuba

“No podemos probar que los ataques sónicos existieran”. Aseguran expertos cubanos a la prensa norteamericana

Este miércoles, NBC News y la agencia Reuters publican el resultado de su encuentro con autoridades y expertos cubanos que participan en la investigación de los ficticios “ataques acústicos” que alega el gobierno norteamericano sufrieron sus diplomáticos en Cuba. Por primera vez, los medios norteamericanos ofrecen tanto espacio a la parte cubana de la investigación.

Según estos medios los funcionarios cubanos negaron enérgicamente que nuestro gobierno sea el culpable de estos hechos, señalados como los causantes de las inexplicables dolencias que presuntamente han afectado a dos docenas de diplomáticos estadounidenses.

El Coronel Ramiro Ramírez, Jefe de Seguridad Diplomática del Ministerio del Interior, refirió a NBC que, “puedo garantizarle que esto es completamente falso, esta investigación ha involucrado a casi 2,000 personas incluyendo agentes de la ley y los mejores científicos de nuestro país”.

Por su parte el Teniente Coronel Jorge Alazo, Jefe de la División de Criminalística del Ministerio del Interior, sobre el posible empleo de un arma sónica, aseguró que “Cuba nunca ha producido este tipo de armas”.

Para NBC, la invitación realizada al FBI de visitar La Habana para colaborar en la investigación resulta un paso extraordinario. Le agrego que contrasta con la posición asumida por la contraparte norteamericana de no dar acceso a las autoridades cubanas a las “víctimas”, a los reportes médicos sobre sus supuestas dolencias, obstaculizando los vínculos de los médicos cubanos con sus homólogos norteamericanos, ni permitiendo investigar dentro de sus residencias en Cuba, algo que les fue señalado por los investigadores a los medios estadunidenses.   

El Teniente Coronel Alazo dijo a los periodistas que “no hemos podido encontrar nada que pruebe que esta situación existe o existió alguna vez”, y la calificó de imposible y de tratarse de una ficción.

La afirmación del oficial se sustenta en los resultados de los esfuerzos investigativos que refirieron han sido ejecutados, entre ellos, exámenes de muestras de aire y suelo en los alrededores de los lugares donde presuntamente ocurrieron los “ataques”, análisis de insectos, de una amplia gama de sustancias químicas tóxicas y de la posibilidad de que ondas electromagnéticas, pudieran haber sido los agentes causales de las afectaciones que se han descrito, sin encontrarse nada que explique por qué los diplomáticos estadounidenses comenzaron supuestamente a sufrir síntomas de salud.

Aseveraron además que se han examinado habitaciones en dos hoteles donde se ha alojado personal de la embajada estadounidense, recorrido los vecindarios donde residían, entrevistado a 300 vecinos y realizado docenas de exámenes médicos para ver si otros fuera del ámbito diplomático se vieron afectados. Al respecto el Dr. Manuel Villar aseveró que “no se han detectado ni siquiera personas enfermas”, y señaló que los EE. UU. se ha negado a permitir que los cubanos hablen con los doctores norteamericanos.

También los especialistas cubanos aseguraron en documento facilitado a NBC que en las grabaciones de audios analizadas no se encontraron niveles acústicos dañinos para la salud”.

NBC, abundando sobre esta arista de la investigación, cita a Joe Pompei, investigador fundador y presidente de Holosonics, el cual afirma: “nunca ha habido ningún tipo de respuesta fisiológica que refleje los síntomas que se han informado, que puedan ser causadas por ondas de sonido de cualquier tipo, a menos que los diplomáticos tuvieran transductores en sus bañeras y sumergieron sus cabezas durante mucho tiempo, simplemente no es posible”, afirmó el experto.

Las especulaciones de que supuestos partidarios de la línea dura fueran los responsables de los “ataques” en un intento por detener el descongelamiento de las relaciones entre los dos países, fue rechaza ante los periodistas norteamericanos por los funcionarios entrevistados.

En cuanto a la posibilidad de que un tercer país, como Rusia, pudiera estar detrás de los “ataques” con la intención de causar problemas, el Coronel Ramiro Ramírez les aseguró que, “Cuba nunca permitió, ni permitirá, que nuestro territorio sea utilizado para estos fines”.

Estos enfoques, posicionados desde los inicios, están encaminadas a crear posibles autores con motivaciones admisibles para ejecutar los “ataques”.

El cierre dado por el médico cubano Dr. Manuel Villar fue el mejor: “Hagámoslo juntos y descubramos qué está sucediendo”.

Con información de NBC NEWS y Reuter

2 comentarios en ““No podemos probar que los ataques sónicos existieran”. Aseguran expertos cubanos a la prensa norteamericana

  1. Fue el constante pasar de los almendrones (por malecón Ave.) Resulta que los lambdas…o sea longitudes de onda… de los motores entraron en resonancia con la parte corpórea de las víctimas.
    Cuestión de oscilación.

Deja un comentario