¡Ay Pedrito, Pedrito!

¡Ay Pedrito, Pedrito!

Por: Benigno Aguilar Rocadura

Debe ser muy triste para alguien como Pedro Monreal con un ego desmesurado y una sobre valoración de sus capacidades que lo llevan a ignorar la de los demás y a redactar largos artículos repletos de recetas de todo tipo para “resolver los problemas económicos de Cuba”! y que nadie le preste atención, debe ser muy frustrante, ¿verdad Pedrito?

No es que la tenga cogida con este “ilustre economista, politólogo, sociólogo, astrologo y visionario”, por el contrario, es que siento pena por él al ver, por ejemplo, las horas de desvelo que le deben haber costado elaborar su “Plan para la estabilización de la economía cubana”, para que al final solo sea un artículo más que fenece en la internet, ignorado y sin impacto alguno en las proyecciones del quehacer económico del país, es duro, ¿verdad Pedrito?

Después ha hecho otros, no me voy a meter en disquisiciones economicistas sobre lo que escribe Monreal, porque lo real es que nadie le hace caso y eso me tranquiliza, si le dedico estas líneas es para intentar lo imposible, que se percate que los demás tienen cerebro, a lo mejor lo consigo, ¿verdad Pedrito?

Debo reconocer su bien nutrido lenguaje academicista y lo enrevesado de sus escritos, que limitan la comprensión de sus textos, que por demás adolecen de fuentes confiables de datos, algo que trata de suplir recurriendo a encuestas que realiza utilizando “irrebatibles especialistas”, que terminan equivocándose como no lo desearía Monreal, ¿verdad Pedrito?

Si este compañero académico utilizara sus neuronas en pensar en serio en la situación económica del país y dejara a un lado los CUC que le pagan OnCuba y CubaPosible por publicar artículos desenfocados de la realidad estoy seguro que podría aportar, aunque fuese un pequeño criterio acertado sobre este tema, pero mientras tenga su pluma atada a un puñado de billetes no lo podrá hacer. ¿verdad Pedrito?

Sin pretender ofenderlo le recomiendo que visite un psiquiatra pues ya es una obsesión patológica lo que tiene con escribir desenfrenadamente sobre la economía cubana y rebatir a todo el que se atreva a pronunciar un criterio sobre la misma, de continuar así un buen día se sorprenderá discutiendo con si mismo frente a un espejo, a lo mejor triunfa el Pedro que fue y dice algo sensato. ¿Qué tú crees Pedrito?

 

Un comentario en “¡Ay Pedrito, Pedrito!

  1. Esperemos que prevalezca el Pedro sensato con los pies en la tierra, aunque me cuesta creerlo, teniendo en cuenta su trayectoria y sus asociados.

Deja un comentario