La inexplicable tolerancia | PostCuba

La inexplicable tolerancia

Por: Ileana González.

En el mes de noviembre publiqué un post con una recopilación de “curiosos accidentes” en la gestion  periodistica/bloguer del corresponsal Fernando Ravsberg en Cuba, algunos que pudieran constituir violaciones de la legalidad,  casualmente ese trabajo no generó las habituales campañas mediáticas que acostumbran a desarrollar el avezado manipulador y sus ciberdefensores cuando algo se le censura a este, ¿Por qué?

Lo que expuse ponía al descubierto cuestiones muy embarazosas para ese “reportero”, difíciles de explicar, tal es así que la página de presentación en Facebook del Hostal Tu Habana sufrió algunas transformaciones.

Antes.

 

Ahora.

El silencio de Ravsberg y seguidores queda claro que es por conveniencia, pero lo que para mí resulta inexplicable es que hasta el momento el “insigne reportero” continúe haciendo lo que le place, y publicando artículos cargados de tergiversaciones, sin que nadie se interese en profundizar en lo que planteamos, propiciando que tal vez continúe cambiando lo que le resulta inconveniente mantener.  

Es preciso recordar algunas “hazañas” de este uruguayo sueco que han quedado impunes:

En el contexto de la desaparición física del Comandante en Jefe incitó veladamente a la desobediencia civil utilizando hábilmente la foto con la cual encabezó su artículo, “Pablo Iglesias, una Cuba mejor sin intervención extranjera”,  en ella aparecía el líder de Podemos en un atril al frente del cual se podía leer, “EL MOMENTO ES AHORA”, aunque muchos denunciamos tal felonía, ni un llamado de atención se le hizo.

Cuando utilizó de forma irrespetuosa la imagen de la bandera en su artículo, “El trabajo por cuenta propia avanza a paso de tortuga”, la cual cambió por propia voluntad según publicó, lo cito: “Esta mañana fui convocado por las autoridades para hacerme saber que la imagen de la tortuga con la bandera cubana había ofendido a muchos ciudadanos. Expresaron que querían que lo supiera, pero recalcaron varias veces que no me estaban pidiendo que la quitara” . No fue desmentido, entonces, ni ante el irrespeto a un símbolo patrio se ha sido exigente con él.

En el artículo, “En Cuba: Swinger o Bipolares que publicamos en marzo del 2017, se recogen algunas de las más relevantes, en el afirmábamos que, “Entre los años 1999 y 2016 protagonizó al menos 7 incidentes en los que intervino la violencia verbal o física. En esa ocasión también calló, naturalmente por conveniencia, ¿los responsables de pedirle cuentas habrán hecho lo mismo? 

Ahora el 4 de enero acaba de publicar un artículo que tituló, “Cuba, los retos del nuevo presidente”, en el que, presumiendo de analista político y economista, conforma una imagen totalmente negativa de la situación del país en el presente y para el futuro inmediato.

Según F.R: “El escenario en el cual actuará el nuevo mandatario es el de una nación que está a medio cruzar el río, con las reformas casi paralizadas e incluso dando algunos pasos atrás, supuestamente con el fin de restudiar la mejor ruta hacia la otra orilla”, fin de la cita, ¿de dónde saca F.R. esta conclusión?

El falso economista dice en el mencionado artículo “… solo se puede reflotar la economía cerrando las entidades deficitarias para lo cual es imprescindible un sector privado capaz de absorber más de 1 millón de desocupados”, fin de la cita, es ridículo lo que plantea, basta decirle que en un país como EE.UU. donde la propiedad privada es predominante, con enormes capacidades de generar empleo, aun con las limitaciones que imponen los intereses a los que responde,  como promedio durante el mandato del presidente Obama solo se generaron anualmente 1,04 millones de empleo.

Su planteamiento no parte de un análisis fundamentado ni bien intencionado de la realidad y las potenciales de nuestra economía, primero porque él forma parte de ese sector privado que intenta favorecer presentándolo como la única solución a los problemas económicos que enfrentamos y segundo porque es neófito en el tema.

Su texto ve la luz luego que en las sesiones de la ANPP se informara sobre los resultados de la economía durante el 2017; este manipulador de la realidad intenta hacer lo mismo que pretendió realizar cuando el Comandante en Jefe junto a nuestro pueblo se enfrascaba en el desarrollo de la revolución energética, sembrar la duda, la incertidumbre y el desaliento.

El Jefe de la Revolución no le toleró “al más mentiroso” como lo calificó, su infame propósito de distorsionar  la realidad y públicamente denunció su nocivo artículo, limitando su posible impacto negativo sobre la opinión pública; legándonos la enseñanza de que ninguna acción que pueda causar daño a la Revolución debe quedar sin respuesta.  

No es atribuirle a este “periodista” la importancia que no tiene, es que no se puede tolerar pasivamente que denigre y desacredite el trabajo de millones de cubanos, atribuyéndose el papel de juez de nuestro proyecto social, ofendiendo a los que se sacrifican por sacar adelante el país. F.R contribuye a las campañas enemigas contra la revolución y comete ilegalidades, sin recibir la respuesta adecuada.

En Cuba no se asesina o desaparece a periodistas como en México, Guatemala, Colombia y otros muchos países, tampoco se encarcela a los que propagan noticias falsas o a tuiteros por el contenido de sus tuit  como si ocurre en España,  la ética y la actuación de la Revolución son muy diferentes, por eso histéricos y manipuladores deben estar claros que solo estamos pidiendo que cese la impunidad y se exija lo que se debe exigir.

Debe hacerse en cada momento lo que en cada momento es necesario

José Martí.

 

Un comentario en “La inexplicable tolerancia

  1. Una larga,muy larga patada que lo coloque en el lugar que se merece: al lado de su compatriota Almagro, en Miami, o cualquier otro rincón del imperio. Pero bien lejos de Cuba. Eso pedimos muchos cubanos en este año 2018.
    Ojalá, لو شاء الله

Deja un comentario