A la patria no entran, ni se premian en ella enemigos

Por: Benigno Aguilar Rocadura.

El principal objetivo que persigue Rosa María Payá Acevedo, con esta puesta en escena es lucrar sin ningún escrúpulo con la muerte de su padre, a la vez que busca notoriedad y aprovecha su “presidencia” de la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia, herramienta de la política norteamericana, para trasladar una imagen de un apoyo con el cual no cuenta entre los sectores juveniles del continente.

Nada nuevo nos presenta Rosa María Payá con su nueva provocación, mejor dicho, como actriz que la pone en escena, porque esto no es fruto de su intelecto, bastante limitado, sino de los grupos de la extrema derecha de Miami, que son los que principalmente la sostienen financieramente y de la reacción internacional.

La  Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia que sirve de fachada a los intereses de la NED y la USAID en  esta ignominiosa maniobra, es financiada por la contrarrevolución asentada en Miami y actores Europeos enemigos de Cuba, que fomentan la realización de acciones subversivas contra nuestro país.

La Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA), depositaria del “premio” Oswaldo Payá, Libertad y Vida la integran promotores del paramilitarismo; corruptos; estafadores; responsables de la muerte de decenas de miles de personas en masacres, neoliberales que arruinaron a sus países y otros que se hicieron millonarios en la silla presidencial.

El nuevo galardón para IDEA viene a «reconocer» el activismo del grupo contra los gobiernos progresistas de la región y su sumisión a los planes injerencistas de la Organización de Estados Americanos contra países como Venezuela.

Ninguno de los que se han prestado para orquestar esta nueva y  vil provocación nunca serán bienvenidos en Cuba.