A propósito de una táctica divisoria en curso o …hacia dónde ya se orienta la veleta de Alina B.L.H?

Tomado del Facebook de Carlos Luque.

«…pues el viento, el viento gracioso, se extiende  como un gato para dejarse definir….»

Ah! que tu escapes. de José Lezama Lima.

No pensaba apretar la tecla del punto final en estas notas, con una alusión directa a la autora de la crítica manipuladora al texto de Ernesto Estévez Rams.

Pero después de meditar algo más en la conclusión de su libelo, recordé el ejemplo de Marx y Lenin, que polemizaban con nombres y apellidos cuando era imprescindible.

El mencionar por su nombre a un autor, se tiene hoy como una táctica totalitaria, o algo poco menos que fascista. Y no es raro, sino frecuente, que se aproveche la ocasión para victimizarse y elevar un clamor vocinglero anunciando el nuevo apocalipsis de renacidos quinquenios multicolores y otros fantasmas. Hay poca creatividad al respecto.

Como tengo de tal tópico el criterio de que se trata de una táctica liberal del espurio democratísismo – no de la democracia auténtica – una táctica para que todo naufrague en el terreno de un relativismo donde tanta razón tiene Agamenón como su porquero, mis convicciones prefieren decir su nombre, como nos dice un verso de Guillén. Veamos.

Al final de su texto la autora insiste, en tiro elevado final, mutis de artificio, en una de las tesis divisionistas que no se anima a revelar con todas sus letras, como seguramente lo hará en el momento adecuado en que el viento que espera mueva las aspas de la propia veleta, sople al fin. Pero que por ahora sostiene una y otra vez en el subtexto de ese y otros escritos.

Algo del mismo carácter de lo que apunté en nota anterior sobre los elogios al Primer Ministro versus los “ideólogos sovietizantes cubanos”. Oponer, sugiriendo, un cisma donde la unidad partidista tanto preocupa. Gusta, repetidamente de esas antinomias, que me recuerda el ardid estilístico, aprendido en las becas de formación de líderes, arte en que es un maestro el mecenas del blog donde publica. (Aquel por ejemplo de un equilibrismo constante, dice algo negativo de los EEUU y, a seguidillas, da una pinceladita contra el PCC a que quiso pertenecer. (Gente que comprende en el mismo minuto en que el objeto de sus afanes les niega sus favores y dice No, que es fea, o feo, como las zorras o los zorros y las uvas verdes. Pero en fin…

Cito: «Los que dirigen los medios y la esfera ideológica en este país, los que escriben para esos medios, deberían tomar ejemplo del escritor y ubicarse bien en los vientos que corren, no para ser oportunistas como sugería la caricatura, sino para no quedarse solos. El gobierno parece mejor orientado que ellos.»

Y es que El Granma, órgano del Partido Comunista de Cuba, para esta autora, navega a contraviento del gobierno. O viceversa, como nos dice la grácil conductora de La pupila asombrada.

Sólo porque le ha sido simpática la voz del Primer Ministro imagina, en sus sueños de la razón, que nuestro Partido va a perder un rumbo sostenido, como en aquella gesta, contra el viento, las mareas, manglares y los que quieren, como nuestros peores enemigos de allende los mares, verlo naufragar en un divisionismo que tanto les convendría. Por esa pesadilla imagina, oponiendo otra vez la conducción ideológica, por un sendero de caminos que se bifurcan.

No soy militante, y por lo tanto nada sé, sino lo que cualquier hijo de vecino sabe del partido, por su actuar diario. Pero le doy una muy mala noticia: el viento del partido comunista, sea fuerte y sostenido, en rachas transformadoras, o acariciante y fresco de continuidad y renovación, esa brisita que tanto amaba Lezama, es el de nuestro gobierno, por supuesto la del Presidente y su Primer Ministro por él nombrado.

No somos una falsa democracia al uso. Quien imagina un desencuentro, lo desea, como esos, ya no amantes ni amados, que creen infiel a su pareja de tanto desearlo, o serlos ellos mismos. Abandonar ese sueño, créame, vale la pena.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.