¿Acumulación de riqueza privada o acumulación de riqueza social, material y espiritual?

Por el profesor Carlos Luque.

La acumulación excesiva, o que pueda llegar a serlo, de riquezas y propiedades en manos privadas no fue aprobada por las mayorías en Cuba. Sin embargo, en el debate actual hay sectores y personalidades que tienen sus esperanzas puestas en el capitalismo “noble”, de rostro “humano”, aunque incluso no haya en nuestro sur un sólo ejemplo, prueba de sus bondades.

Quien lo promueve o defiende, aunque no se percate de ello, está defendiendo y promoviendo la existencia de la célula primaria del capitalismo, y a esos ganadores que logren acumular propiedades privadas les corresponderá una parte de los perdedores, que serán mayoría.

Porque la riqueza de la propiedad privada no es un maná que cae graciosamente de las alturas: unos, los explotados, a los que NO se les retribuya una parte justa del valor creado, van perdiendo, precisamente. lo que el dueño va acumulando sólo por ser el propietario de los medios de producción. La propiedad estatal, por su índole social en Cuba, también implica obtención de plusvalía, una parte del valor creado que no se le paga directamente al trabajador. Pero su diferencia esencial de la plusvalía que produce la propiedad privada es que está socializada mediante la redistribución y los múltiples servicios que benefician a todos.

Por otra parte, la propiedad privada no puede frenar en su afán de crecimiento y lucro. La experiencia histórica demuestra que no hay derrame de riqueza hacia la sociedad.

Finalmente, la propiedad privada aspira a la influencia política para apuntalar y hacer  valer sus intereses y, por lo tanto, cuando los vea dañados o frenados, por su propia naturaleza aspira al poder político. Además, toda burguesía busca, acepta y necesita las alianzas con el Capital internacional.

¿Basta o no con la experiencia de países del sur donde gobiernos progresistas enfrentan los obstáculos de toda índole que le oponen sus capitalistas nacionales en contubernio con los internacionales?¿Basta o no la prueba empírica de lo que sucede en los países donde la columna vertebral de la economía es la gran concentración de la riqueza en manos privadas?

La aspiración del modelo cubano de transición hacia el socialismo, es poner al servicio de toda la sociedad las diversas formas de propiedad bajo un control estatal y social de perfil socialista.

Diversos especialistas coinciden en que uno de los errores de la más significativa experiencia socialista, la soviética, fue emular con el capitalismo occidental. El socialismo también supone búsqueda de la prosperidad y el bienestar material que sostenga el bienestar espiritual y el crecimiento humanos, pero los valores a partir de los cuales persiga ambos no pueden ser los antivalores que han caracterizado la historia del capitalismo.

Un comentario sobre “¿Acumulación de riqueza privada o acumulación de riqueza social, material y espiritual?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.