Cuba: Las Cibermofetas y el Cibercaracol Gigante Africano llegan a las redes

Por: Marco Velázquez Cristo.

Últimamente en las redes han aparecido dos nuevos especímenes ambos producto de la involución de los ciberjusticieros, por lo que comparten el mismo ADN de la traición política y tienen características semejantes, tal es su parecido que muchos los clasifican como una sola especie en mutación.

Las Cibermofetas sus características distintivas son un aliento mal oliente producto de las boñigas que salen de sus bocas y un hedor corporal producto de lo putrefacto de sus entrañas, todo ello acompañado de su agresividad, falta de tolerancia, lenguaje soez  e irrespeto al pensamiento que difiere del que generan en sus desequilibrados cerebros, los vuelven seres indeseables.

Por su parte los Cibercaracoles Gigantes Africanos suelen llegar de forma invasiva y destilando su  baba toxica a las páginas, blog, muros, etc. en que se hacen presentes en apoyo a las Cibermofetas, utilizando un lenguaje rebuscado con ínfulas de sabios irrebatibles intentan aplastar y desacreditar el criterio ajeno. Entre las peculiaridades que los distinguen está su apetito descontrolado por devorar la verdad y su obsesión por darle lustre a los títulos académicos con los cuales confeccionan sus caracoles dentro de los cuales se ocultan cuando se sienten en desventaja.

Ambas especies tienen además en común su actuar en pandilla como  reflejo del miedo a enfrentar los argumentos que se le exponen. Jamás se atacan entre sí.

¿Cómo combatir a estos raros habitantes del ciberespacio?

Las Cibermofetas son una plaga que puede ser enfrentada fácilmente, pues sus argumentos son las ofensas y los intentos de intimidación de sus oponentes por lo que basta con señalarle estas dos “virtudes” e ironizar un poco con su perreta para que den rienda suelta a sus frustraciones y comiencen a vomitar su acida bilis. En ese momento ya ellos mismos se neutralizan y usted no debe perder el tiempo en responder a sus exabruptos.

En cuanto a los Cibercaracoles Gigantes Africanos como su plato predilecto es la verdad, necesitan verter mucha baba para tratar de desaparecerla bajo la pegajosa sombra de su verborrea, y eso facilita el destruirle su “caracol académico” dejando caer sobre él la sal de la verdad.  

Aclaro que las Cibermofetas también sienten predilección por tragarse la verdad y que se aprecia que ambas especies se van transformando en una sola. El nombre del nuevo engendro les solicito a mis lectores que lo propongan.  

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.