Cuba: No es sátira es una respuesta para los que ofenden

Por: Benigno Aguilar Rocadura.

Está de moda y se menciona mucho el conceptico hipócrita de “libertad de expresión”; pues bien, yo sin ninguna hipocresía voy a decir a mi manera y a lo cubano, lo que pienso del comportamiento, principalmente en la internet de algunos y algunas. Allá voy:

Existe una competencia entre dos fumadores de tabaco a ver quien prende el más largo y ninguno quiere ceder; sus nombres, Charles Romero y Pedro Monreal. ¡Imagínense!, estos dos super economistas enfrascados en tan improductiva competencia. Dispararse lo que escriben es como tomarse una botella de chispa tren de la mala, tan mala como sus intenciones.

Cada uno por su lado trata de demostrar que hemos cometido un millón de errores que según ellos nos han conducido a los problemas económicos que tenemos y que ningún otro cerebro que no sea el que portan en sus enormes cabezas podrá enmendarlos, pero si les hacemos caso nos embarcamos. En este empeño emplean miles de millones de palabras. En cualquier momento crean una nueva y hay que llamar a la Real Academia Española para que se la incluya en el diccionario.

Un comentario: yo sí que no meto la pata como Alina López Hernández, diciendo que una palabra no existe. Dicen que anda un tanto ida de la realidad; creyéndose que ella es el pueblo. Incluso se comenta que hasta olvidó que en el PCC se cotiza para amortizar los gastos de esa organización.

Conozco bien a Monreal y Romero, sé que esto puede parar en una bronca de incalculables consecuencias. La combinación de esas dos ultimas palabras espero que Esteban Morales no las haya patentado y me demande por emplearlas sin su consentimiento. Me han dicho que está padeciendo de Alzheimer y que anda con el ego disparaó. Se verán horrores.

Otros que se las traen son Julio Cesar Guanche y Julio Fernández Estrada, ni porque son tocayos renuncian a rivalizar entre ellos. Están inmersos en la “honrosa” tarea de intentar destrozar el Proyecto de Constitución. Compiten por ver quien lo hace con mayor saña. Guanche que no es experto en derecho constitucional, habla como un perico sobre el tema. Se le va la catalina de una manera que da pena. En Telesur dijo que lo mejor hubiese sido crear una Asamblea Constituyente: ¡alabaó!, Guanche, eso es inconstitucional, lee la Constitución vigente o revisa lo que dijo Homero sobre el tema; para que no hables boñiga.
Julito por su parte, cree ver en el documento lo que en realidad está presente en su persona: contradicciones jurídicas, políticas e ideológicas, que lo hacen parecerse a Ruperto el popular personaje humorístico de la TV.

Si alguien pudiera considerar ofensivo lo que he escrito le digo que ofender es:

Lo que se hace muchas veces con la generación histórica incluyendo por supuesto a Fidel, acusándolos de ser responsables de que el país tenga los problemas económicos que tiene hoy, ignorando el bloqueo y otros factores de carácter objetivo que han incidido en la aparición y persistencia de muchos de ellos.

Hacer paralelismos entre fenómenos ocurridos en la antigua Unión Soviética con otros acontecidos en Cuba totalmente diferentes. Presentando a los que tanto nos han dado como unos Stalines cubanos.

Que dos o tres que tuvieron cargos en la Revolución, hoy digan que estuvieron en desacuerdo con las políticas de desarrollo aplicadas, se explayen criticándolas y afirmen que no fueron escuchados sus criterios, pretendiendo hacer aparecer a los máximos dirigentes de la etapa revolucionaria como personajes autosuficientes que no oían a nadie.

Faltarle el respeto a la memoria de nuestros héroes y mártires descontextualizando su pensamiento para intentar autentificar ideas que nada tienen que ver con la esencia de los ideales por los cuales ellos lucharon y murieron.

Subestimar, descalificar y presentar como estúpidos a los compañeros que hoy tienen la difícil tarea de encontrarle solución a los problemas económicos que confrontamos, ridiculizando las propuestas del Estado, exhibiendo otras que según sus autores nos catapultarían a la senda del desarrollo, cuando en realidad nos enviarían directo al abismo.

Todo eso si es ofender y ocurre frecuentemente en la blogosfera cubana. A los que le salimos al paso a tales agravios nos califican de dogmáticos, extremistas, perros, jauría, troll, oficialistas, grupo que se quiere apropiar del poder, impunes, etc.

Los “revolucionarios a toda prueba” que, publican, amplifican, apoyan y aplauden, todas esas cosas, espero no rompan en llanto por lo que he dicho. Aunque si lo hacen me importa un carajo.

Nota: Mi texto original fue editado, eso ocurre cuando se escribe en blog ajeno, de todas formas le agradezco a su propietario el darme la oportunidad de publicarlo junto con esta nota. Que la pongo pá joder porque como salió esta mejor que como lo escribí.

2 comentarios en “Cuba: No es sátira es una respuesta para los que ofenden

  1. Tiene ud mucha razón. Los nombres que menciona no paran con sus “análisis” y “propuestas”, son los más entendidos, los que si los hubieran dejado (o los dejan) tendrían a Cuba en el paraíso económico y los que usan mas sabiamente, a su conveneincia por supuesto, la teoría económica que conduciría a un estado socialista “de nuevo tipo”. Hay algunos más cuyos nombres los puede encontrar habitual y desafortunadamente, en Segunda Cita, un sitio que se ha converido en la tribuna de estos “salvadores” de nuestra sociedad tan “marginados” y “no escuchados” donde se libra una suerte de cruzada contra “los impunes”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.