El “héroe” de los ciberjusticieros los dejó colgados de la brocha

Por: Marco Velázquez Cristo.

¿Se acuerdan de aquel dolido que se quejaba de no poder ingresar al PCC, del “revolucionario rebelde” que defendían a ultranza los «ciberjusticieros», que juraba por lo más sagrado que había ido a estudiar a EE.UU. solo para incrementar su preparación profesional y luego regresaría, el que decía  defender a Cuba, mientras alababa a Obama?

¿Recuerdan al que sus defensores definían como un joven “incomprendido” y nos acusaban de difamarlo por revelar su doblez e hipocresía cuando decía defender la Revolución?

Les hablo de aquel “héroe” de los “ciberjusticieros” al que en el empeño de despojarlo de toda culpa y santificarlo, llegaron al extremo infame de comparar el propósito de la Escuela Latinoamericana de Medicina con las de subversión que, Estados Unidos financia y tiene dentro y fuera de su territorio, bajo diversas fachadas o enquistadas dentro de universidades como es el caso de la que cursa el “inocente becario” de la de Columbia.

¿Aún no saben de quien se trata?

Se los digo, del “patriota” Harold Cárdenas Lema, fundador y principal administrador del hoy sitio norteamericano mal llamado La Joven Cuba. Miren lo que dice The New York Times de él, y lo que él le dijo al afamado medio:

NYT: Hárold Cárdenas, un analista político que fundó La Joven Cuba, (…) se encuentra entre los miles de cubanos que abandonaron la isla durante los últimos años.

HCL: “La gente de mi generación reconsideró la posibilidad de emigrar en diciembre de 2014 porque el camino que ofreció Obama nos permitió imaginar un futuro en la isla”. “Esa esperanza ahora está muerta”.

Según el NYT Harold vive en Washington, desde donde no nos debe sorprender que un día con  el cinismo que lo caracteriza, nos diga que, “sigue haciendo revolución”.  

Pero, ¿Qué esperanza se le murió a Harold, la de ser presidente de una Cuba convertida en un Puerto Rico?

Imposible anhelo fruto de su desmedida vanidad y de su falta de valores patrios. Una vez más ha hecho honor a su deshonor de profeta de los mil yerros y ha vuelto a errar, como lo hizo cuando en repetidas ocasiones vaticinó el fin de la Revolución o cuando nos auguró más de 374 mil muertos a causa de la Covid-19.

No se le puede atribuir ninguna esperanza acorde con un sentimiento patriótico, porque su historia, dicho y decisión no lo permiten.

Nunca fue revolucionario, solo fue y es un traidor. 

¿Qué tienen que decir sus defensores?

 

2 comentarios sobre “El “héroe” de los ciberjusticieros los dejó colgados de la brocha

  1. Buenos días. Por favor, ¿sería tan amable de compartir el link para acceder a la página del New York Times donde se encuentran esas declaraciones? Por adelantado, muchas gracias. Saludos cordiales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.