El hijo de Fidel Castro asegura que nadie de su familia asumirá el poder en Cuba

Uno de los hijos de Fidel Castro afirmó recientemente a Univisión que nadie de la familia asumirá la presidencia de Cuba en el 2018.

Ello desmiente la tesis de la prensa derechista de que en el 2018, cuando el mandatario Raúl Castro entregue la presidencia, será a un miembro de la familia Castro-Ruz y no a quien elija la Asamblea Nacional. Mariela y Alejandro Castro son las figuras más manipuladas.

El diario español ABC reseñó el pasado mes la entrevista, que ahora les compartimos, y que desmiente el enfoque de las más recientes notas que ha publicado en el contexto del VII Congreso del Partido Comunista Cubano:

Alejandro Castro Soto del Valle, hijo de Fidel Castro, ha asegurado hoy en una entrevista con Univision que en Cuba no hay «dinastías» y que, por lo tanto, cuando su tío Raúl Castro concluya su mandato en 2018 el poder no pasará a nadie de la familia.

«El poder no va a pasar a la familia, sino a personas que están preparadas para ello», dijo Alex Castro en la entrevista realizada en La Habana por el canal hispano estadounidense. Nacido en La Habana en 1963, Alex Castro es el fotógrafo personal de su padre y tal y como ha asegurado en la entrevista, no tiene aspiraciones políticas.

Castro señala en la entrevsita que el líder de la revolución está «muy bien de salud» y dedicado a hacer cosas que durante mucho tiempo no podía hacer, como «aportar sus conocimientos y estudiar». Tal y como señala su hijo, si Fidel no aparece en los medios de comunicación se debe a que «es una persona retirada».

Fidel, «a favor» de la visita de Obama

Esta entrevista a Alejandro Castro tuvo lugar el pasado fin de semana, justo antes de la llegada a Cuba del presidente de EE.UU., Barack Obama, una visita sobre la que Alex Castro ha hablado con su padre, que está «a favor» de que se realice, según dijo. Sin embargo, no sabe si Obama y Fidel Castro se reunirán en este primer viaje de un presidente de EEUU a Cuba en más de 80 años.

Alex Castro señala, además, que, aunque Cuba y Estados Unidos han sido «enemigos» muchos años, los cubanos han seguido siendo amigos del pueblo estadounidense, el cual, a su juicio, ha sido «víctima del bloqueo» al igual que los habitantes de la isla.

Aunque señala que no participa de las decisiones del poder y hay muchos temas que desconoce, Alex Castro dice que la posición de Cuba ha sido «clara» respecto a los cambios que pueden surgir de la normalización de relaciones con EE.UU. «La economía de mercado no la aprobamos ni tampoco las cosas del neoliberalismo», subraya.

A una pregunta del entrevistador sobre si Cuba está preparada para recibir una oleada de turistas estadounidenses, responde que no, que falta la infraestructura necesaria, pero subraya: se «está trabajando en ello». El sistema cubano, con sus virtudes y defectos, «aunque a muchas personas no les guste», «nos ha resultado muy bien» porque hay igualdad para todo el mundo, la gente tiene techo y no se muere de hambre como en otros países, dice.

«No queremos ver aquí lo que se ve en otros países», subraya, para hacer hincapié a continuación en que en las ciudades de Cuba no hay violencia y no hay armas en las calles. A la pregunta de quien es más amigo de Cuba, EEUU o Venezuela, responde que, por ahora, lo es el segundo país.