EL pueblo es sabio, por eso no los lee.

Por: Marco Velázquez Cristo.

En el complejo escenario en que se encuentra el país debido a la presencia del nuevo coronavirus empiezan a caer las máscaras. Los “super revolucionarios” de otros tiempos, arrojan sus disfraces y dejan ver el lado del que siempre han estado y los verdaderos intereses que los mueven.

“Icónicos” cultivadores del dobles político despojados de todo pudor se arrastran por el lodo de su indignidad.

Así el becario de la Universidad de Columbia de conjunto con sus correligionarios anda desesperado tratando de frenar lo que ya desde hace mucho tiempo es un hecho; el hundimiento del blog que les ha servido y sirve de fuente diseminadora de sus nocivas y antipatrióticas publicaciones.

En ese afán y presionados por intereses foráneos han ensayado una línea editorial zigzagueante y antiética que ha convertido el sitio en una meretriz mediática de la que se aprovechan, ególatras, simuladores, traidores y otros especímenes para verter sus infamias contra el gobierno y la institucionalidad cubana.

Por eso los vemos cuestionar artículos aparecidos en el Granma de prestigiosos intelectuales o sus intentos de descalificación de otros que, no resultan de su agrado. Además el elenco en pleno de ese espurio sitio, corretea por las redes intentando crear alboroto para llamar la atención.

Tan urgidos están de levantar su visibilidad mediática entre otras razones porque si no lo logran, no cobran que, el “becario” una especie de capataz del patrón que les paga, ha publicado los aberrantes disparates que muchos conocemos sobre el posible impacto que, describió como apocalíptico de la Covid-19 sobre la población cubana. La intención, provocar una polémica que los hiciera visibles. Hasta ese extremo han llegado.

Esa adversa situación que los afecta, presiona y lastima sus egos, explica el pésimo carácter de la “Dama de las Azaleas” por estos días, aunque ella junto al resto de la camada también anda tratando de “ganarse el pan” sirviendo de caja de resonancia a nuestros enemigos, algo a lo que más adelante me referiré.

La “compañera” la ha emprendido con el Granma, Cubasí, Cubadebate, con el   profesor universitario Ernesto Estevez Rams, del que dicho sea de paso, se ha convertido en su fan número uno, con el respetado intelectual Miguel Barnet, con el profesor Carlos Luque y con el humilde blog en el que escribo, al que califica de agujero infecto. Pierde la compostura la dama.

La silla voladora de Rams parece haber ido a aterrizar para desgracia de este sobre la frente de Alina, porque la molestia que le ha causado es grande, aunque no es rara esa reacción en ella ante lo que él escribe. Pobre físico, lo persigue por las redes con saña. Estoy casi seguro que si un día publica un artículo sobre su especialidad, su “ilustre” admiradora se va a sentir en la necesidad de discrepar, aunque tenga que afirmar que, Newton fue el que le cayó encima a la manzana.

Otro que no escapa al enojo de la dama es Carlos Luque, con él le pasa algo parecido a lo que le ocurre con Rams, no lo soporta. Esta vez no lo menciona directamente pero por culpa de lo que escribió y que nosotros publicamos sobre temas vinculados a Etecsa nos ganamos el cariñoso epíteto que nos dedicó. Ahora no hay quien me baje del tigre en el que dice que cabalgo.

Para acabar de amargarles la vida, un respetado profesor tiene  la ocurrencia de publicar el posicionamiento en el lugar 2124 en nuestro país, del blog orgullo de todos ellos, ranfla de lanzamiento de sus dardos envenenados. Para colmo lo califica de fantasma, y desvela que, no tiene visitas registradas  en los últimos 30 días y su Tasa de rebote, es del 72,7 %., lo que indica que, los que llegan, en las mismas puertas del sitio dan la vuelta y se van, espantados por el repugnante hedor que sale del mismo.

Eso fue demasiado para la iracunda damisela, quien demostrando que cuando aseguró haberse convertido en un dragón hablaba en serio, le lanzó una bocana de fuego al “atrevido” periodista, luego levantó vuelo y desapareció del muro  del agredido, no sin antes recomendarle su película favorita, “Los otros”.

No le guardo rencor ni a Rams, ni a Luque por tumbarme a una de mis más fieles seguidoras, en definitiva, hay otro que tiene que estar más molesto que yo por haber sido relegado a un segundo plano, y está callado. No lo menciono; su solo nombre la pone verde perico. Creo que en esta ocasión se salvó.

Pero hablando en serio, ¿qué hay detrás del nuevo exabrupto de la Dama de las Azaleas, además de las motivaciones ya mencionadas?

El desacuerdo que manifiesta sobre la manera en que son cuestionadas las  críticas al gobierno y a Etecsa en el contexto actual, su discrepancia con Barnet referente a la introducción de la política en las redes sociales y todo el “paseo” que nos da por opiniones y conceptos de la más diversa índole de algunos autores; es la toxica envoltura que cubre, uno de los principales objetivos de su escrito, coincidente con el del discurso que han iniciado los sitios de la escudería de la contrarrevolución,  vinculado al Primer Ministro Manuel Marrero Cruz.

El tratamiento mediático que está recibiendo resulta similar al que le dieron al inicio de su gestión de gobierno al Presidente de la Republica Miguel Díaz Canel Bermúdez.

Analicemos.

Cuando el presidente inició su mandato comenzaron a halagarlo de las más diversas formas, pretendiendo crearle una imagen de mandatario aislado, rodeado de una burocracia a la que calificaban de corrupta y anquilosada en el tiempo, la cual según ellos le impedía desarrollar sus ideas y estilo de dirección propios. La intención era construir mediáticamente una supuesta fractura generacional, a la vez que ilusamente pretendían influir sobre el dirigente para buscar aceptación a sus propuestas y atraerlo hacia sus posiciones.

 Fracasado tan torpe intento, frustrados comenzaron a criticarlo con  progresiva virulencia.

Ahora el blanco de sus cumplidos es el Primer Ministro cuya intervención causó grata impresión en el pueblo, lo que no ha pasado desapercibido para los que diseñan las campañas mediáticas contra Cuba, y en las que en mayor o menor medida siempre se encuentra involucrada la “compañera y sus compañeros”

El tratamiento mediático y los mensajes son los mismos. La esencia: Un nuevo dirigente cuyas proyecciones son bloqueadas o atacadas. En esta ocasión por los medios estatales y los sitios digitales que denominan oficialistas. Desde la meretriz mediática la Dama de venenosas flores y otros colaboradores del mismo, hacen coro a los desinformadores de Miami, en este nuevo fracasado intento de captar la atención y la voluntad de un dirigente del gobierno revolucionario. Cuando se convenzan que no lograran nada de Marrero Cruz, comenzaran sus campañas de descredito contra él.

El factor pueblo, sus tendencias de opinión y su aceptación de los dirigentes que dan continuidad al proceso revolucionario es analizado con profundidad por los estrategas de la guerra mediática contra nuestro país y los “independientes”.

Hábilmente tratan de hacer coincidir sus mensajes con esas tendencias de opinión en busca de erigirse en paladines de su defensa, lograr aceptación y capacidad de influencia. A la vez que las manipulan para tornarlas como elementos cuestionadores de la dirección histórica de la Revolución.

Por eso vemos como sistemáticamente usurpan la voz del pueblo, pretendiendo hablar a nombre de este. Pero por mucho que se esmeran, no logran confundir o desestimular a esos de cuyo sentir se autoproclaman sus “mejores” interpretes. Esos que, desmienten esa pretensión y le muestran su desprecio, alejándose de la maloliente meretriz en que han convertido un sitio que pudo tener un mejor destino.

 El pueblo es sabio por eso están solos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.