Fabulación cibernética: el llamado grupo Clandestinos, ¿lo dijo PostCuba?, no, CUBANET.

Por: Marco Velázquez Cristo.

En ese  “prestigioso medio” de los apátridas ha aparecido un artículo que, sin escapar a las tradicionales intrigas, ataques y epítetos ofensivos contra Cuba, es el “reconocimiento” obligado de la última mentira que se han inventado. La “organización Clandestinos”. Esa que nunca existió.

Cínica y sorprendentemente su autora se pregunta:

“¿Qué es en realidad Clandestinos más allá de las dudosas imágenes de bustos manchados de rojo y de otras presentaciones bastante cuestionables en cuanto a autenticidad? ¿A quién le consta que se trata de un “grupo” y no de una manipulación mediática de incierto origen o de una colosal tomadura de pelo? ¿Qué bases de la realidad sostienen tanto agitado patriotismo y tanta confianza de sus ciberseguidores?

Todos en CUBANET saben bien las respuestas a estas interrogantes.

“Confiesan” que, la “organización” a la que han dedicado ingentes esfuerzos para tratar de darle algún viso de credibilidad es y los vuelvo a citar,  “Una fabricación surgida de mentes retorcidas con nadie sabe qué torvas intenciones”.

Solo un ingenuo podría pensar que, en un medio de la más rancia “aristocracia” contrarrevolucionaria se puede publicar algo que no aprueben los que lo financian.

Para concluir de sorprender la que da la cara por la contrarrevolución  exclama: “Me niego verticalmente a aplaudir o a encumbrar fantasmas. Eso es Clandestinos…”

Cualquiera no familiarizado con la “mutabilidad” y la falta de principios éticos de los medios que componen la escudería mediática de la contrarrevolución, pudiera quedarse perplejo ante tal afirmación.

Las apariencias engañan.

Saben que no han funcionado los viejos videos maquillados de nuevos, ni los de  escenografía simulando lugares de Cuba pero made in Miami, tampoco las mercenarias acciones de elementos contrarrevolucionarios aislados ejecutadas a nombre de “Clandestinos”.  

Lo intentaron todo por insuflarle vida, incluyendo la publicación de un “manual” de cómo realizar actividades semejantes a las que ejecutaron los dos viles mercenarios, delincuentes comunes a los que convirtieron en sus “héroes.

Nada han podido hacer, “Clandestino” ha fallecido públicamente.

Cómplice y parte de esas mentes retorcidas, conocedor de las torvas intenciones que las movieron a crear el fantasma al que aluden y la historia que no  defiende a CUBANET hacen que, su contorsión mediática no pueda tomarse como un reconocimiento sincero de su “falta de honradez”.

Ceden ante la fuerza de la verdad en busca de una credibilidad que nunca tendrán.

 

Un comentario en “Fabulación cibernética: el llamado grupo Clandestinos, ¿lo dijo PostCuba?, no, CUBANET.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.