GRACIAS POR TANTAS VICTORIAS COMANDANTE

Por Marco Velázquez Cristo.

Comandante, a nuestros enemigos les duele su eterna presencia en la lucha diaria de nuestro pueblo por construir el proyecto de país que usted soñó, les da rabia que, a pesar de todos los obstáculos que nos interpone en el camino, de los retos que nos impone la naturaleza y de la vileza de sus lacayos internos,   continuemos tirando con optimismo del carro de la Revolución con empecinada perseverancia, sin desaliento, ni cansancio hacia ese futuro de prosperidad socialista, al que usted nos enseñó que es posible llegar, ¡Cómo les jode!, Comandante, y les va a seguir jodiendo porque no vamos a parar hasta llegar a ese futuro luminoso.

Hace muy poco nos pusieron a prueba Comandante, pensaron que el bloqueo, la pandemia, la guerra psicológica y la indignidad de malos cubanos, podrían cambiar el curso de la historia y provocar el derrumbe de la Revolución, pero se equivocaron, con usted al frente como siempre, el pueblo que enseñó a pensar, obtuvo una nueva victoria sobre el imperialismo yanqui.  

Comandante, lo creyeron ausente y le demostramos que está presente, no nos dejamos provocar, mantuvimos la serenidad y la unidad, actuamos con firmeza, inteligencia y mesura, hicimos lo que no se esperaban, no dejamos que nos llenaran de odio, fuimos humanos con el adversario y al final en el momento del triunfo magnánimos, todo como usted nos enseñó. Se volvieron a joder, los jodimos Comandante.

Comandante, usted debe haber disfrutado esta su victoria, la de su pueblo, la de nuestro pueblo, no por vanidad, afán de desquite o venganza, tampoco por dar salida al odio, son sentimientos que nunca anidaron en su pecho, ni se manifestaron en su actuación, su alegría, la nuestra, es porque una vez más la patria salió victoriosa ante su poderoso enemigo, y eso significa que se preservó su futuro como nación independiente y soberana, eso nos hace felices.

Comandante, muchas son las cosas que le debemos, entre ellas la vida, Comandante, en esta última ocasión, si no hubiese sido por el sistema de salud que usted nos regaló y su visionaria visión de que el futuro de Cuba debía ser necesariamente un futuro de hombres de ciencia, e impulsado el desarrollo de la biotecnología y otras ramas de la ciencia, la pandemia, Comandante, nos habría barrido de la faz de nuestra querida tierra, pero usted nos salvó.

Comandante, sería vanidoso pretender decirle en un post todo lo que usted a representado y representa para el pueblo cubano, sí porque usted sigue marchando junto a nosotros y su sola presencia nos catapulta hacia delante.

GRACIAS POR TODO COMANDANTE.

 

  

 

    

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.