Grande es la lengua, cuando sirve para edificar, lo otro, es blasfemar

Desde hace varios días circulan en las redes opiniones del Dr. Alexander Raúl Pupo Casas, egresado de nuestra Universidad y actualmente Residente de Neurocirugía del Hospital Ernesto Guevara de Las Tunas y como era de esperar fueron aprovechadas curiosa y mayoritariamente por cubanos residentes en el exterior, aferrados a la política de acabar con nuestra Patria, esta vez, aplicando la modalidad de acabar con Cuba utilizando a los propios cubanos.

“A la ignominia, la traición es guía”, expresó nuestro Apóstol José Martí…. y cuando se pierden los valores morales deja de ser para convertirse en un objeto.

En eso se está convirtiendo usted, en una pésima mercancía que los vendepatria han comenzado a comerciar para congraciarse con los amos-como buenos lacayos-. ¿Cree usted Dr. que ama realmente a la Patria con lo que hace? Lo que persigue realmente es destruirla, denigrar de ella para que otros se aprovechen de lo que dice para instigar al desorden y crear campañas y estados de opinión desestabilizadores del orden institucional y civil.

Su verdad es sólo una partícula de la VERDAD de su caso y eso es deshonestidad. Hágase un análisis de conciencia justo y verá que ha tomado un camino torcido signado por rencores, irresponsabilidades, desagradecimiento y ceguera política.

Otros pueden tener opiniones con cierta afinidad a algún que otro de sus criterios pero, buscan otros caminos, otras vías para darles curso porque confían en la Revolución y lo hacen dentro de ella. Somos millones que luchamos por ver nuestro país más hermoso, próspero y luminoso. Solo mire a sus colegas: luchando arduamente contra la COVID-19 a pesar de las carencias, otros cumplen misiones en el exterior, el Contingente Henry Revé va a más de 30 países a ayudar a combatir cualquier desastre natural y otros día a día hacemos nuestra labor sanitaria conscientes de nuestro deber a pesar las carencias y dificultades.

Lo exhortamos a no justificar, vincular y mediatizar sus problemas académicos, asistenciales, personales o de cualquier índole con un problema político, usted se trasladó hacia la provincia de las Tunas por su imposibilidad para cumplir con los requisitos y exigencias de la especialidad de neurocirugía en el HCQ de Holguín, desafortunadamente el cambio necesario en su vida no se trata de una provincia u otra, es necesario un cambio de actitud hacia lo laboral y docente que lo encamine y lo vislumbre como un buen profesional. Ese es el liderazgo que necesitamos de nuestros jóvenes, no el de alguien que reniega de sus orígenes y sirve de punta de lanza para los que quieren acabar con Cuba.

Tomado de la Página de Facebook Universidad de Ciencias Médicas de Holguín

CubaMediáticaMédicos
Share
%%footer%%