Jaime Ortega: Un Cardenal en el lado correcto de la historia

Por: Marco Velázquez Cristo.

La muerte del Cardenal Jaime Ortega Alamino acaecida este viernes 26 de julio en La Habana constituye una sensible pérdida para la Iglesia Católica Romana y su feligresía en general. Hombre de diálogo y entendimiento no temió rechazar la confrontación con la Revolución a pesar de las presiones de los que deseaban ver a la iglesia enfrentada con el Estado cubano.  

Con sencillez, discreción  y sin demostrar afanes de protagonismos participó y contribuyó al éxito de importantes eventos y procesos que se dieron en el país como: las visitas papales, la negociación para la liberación y envió a España de  reclusos contrarrevolucionarios y el proceso de acercamiento entre Cuba y EE.UU. que concluyó con el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países. Supo estar en el lado correcto de la historia.

En el momento de su muerte los que no entienden más que de odios, los enemigos de una Cuba con todos y para el bien de todos, comienzan sutilmente a atacarlo. No los voy a nombrar no hace falta son los mismos que han hecho de la intolerancia un medio de vida.

“…No hay nada oculto que quedará sin ser descubierto”.

Jesucristo.

Escribo sobre Ortega Alamino, no para hacerle una defensa a ultranza lanzándole loas obviando discrepancias o posiciones polémicas, sino por un elemental sentido de justicia, para  denunciar los intentos de utilizar su figura en función de intereses políticos espurios y de aprovechar su desaparición física  para intrigar y  fomentar la división. Lo hago reconociendo que situó por encima de cualquier diferencia su amor por Cuba y la practica honesta de su fe religiosa.

Lo hemos hecho porque defendemos la justicia basada en la verdad, no la adaptada a intereses de grupos como hacen algunos.

Un comentario en “Jaime Ortega: Un Cardenal en el lado correcto de la historia

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.