La jugada de engaño tras la “marcha” anticipada de Yunior

Por: Marco Velázquez Cristo.

El aparente desmarque de Yunior García Aguilera de la marcha provocación de la cual ha sido su principal promotor interno es una acción que tiene varias lecturas.

Como se recordará, creyendo bien protegidos sus vínculos con instituciones y personeros del imperio que se dedican a subvertir el orden interno en los países con gobiernos que no son del agrado de Washington, Cuba entre ellos con carácter prioritario, exigía pruebas de esas relaciones, al mostrárselas y no tener como rebatirlas, él y quienes lo mandan deben haber comprendido que la exposición pública de ese himeneo lo deslegitima, al igual que a su “patriótica marcha”, saben que el pueblo cubano rechaza a los vendepatrias y no tolera la injerencia extranjera en sus asuntos, por eso pienso que esta pudiera ser una de las causas, por las cuales han decido hacer lo que pudiéramos llamar una maniobra de engaño.

El anuncio, declaración o como se le quiera llamar a lo que ha publicado Yunior no puede ser visto con ingenuidad, ni él se está alejando de Archipiélago, ni los que desde fuera promueven el intento de golpe blando lo están empujando a hacerlo. Lo están y se está potenciando para tratar de ganar apoyo dentro de los diversos sectores de la sociedad cubana, a la vez que intentan evitar perder el muy poco que tiene y que se concentra principalmente dentro del ámbito  de la cultura. En mi opinión es un control de daño hábilmente concebido.  En función de lograr esos objetivos al personaje que encarna Yunior lo han vestido de un “altruista” dispuesto a “luchar” en solitario por los “derechos” del pueblo.

La “declaración” del dramaturgo a la cual una persona de alta preparación intelectual calificó como un ejemplo de la lingüística aplicada a la subversión, arroja algunas luces sobre esas intenciones al incluir dentro de su contenido mensajes dirigidos a: alejar cualquier sospecha de que su “decisión” obedece a buscar protagonismo, crearle una imagen de alguien desprovisto de ambiciones personales, mostrar  a Archipiélago como un movimiento de arraigo popular y despojar a Estados Unidos de cualquier responsabilidad con toda la acción desestabilizadora que han estado tratando de desarrollar. Este último tema lo aborda de una manera que pudiéramos llamar “novedosa” lo cito, “…el gobierno de Estados Unidos sabe que no tiene ninguna relación con la marcha…”, solo le faltó decir, “por eso la niega”, para que quedara claro que estaba reafirmando lo que su patrón cínicamente se ha empeñado en negar, de esa forma cobra sentido lo que, a primera vista pudiera parecer no tenerlo.

Hay otros factores que también pudieran estar gravitando en la decisión colegiada de Yunior de marchar solo. A los de afuera no les conviene que se tome una medida jurídico penal con él, lo cual les sacaría del escenario físico a la figura que más han potenciado, y a Yunior esa variante dada sus características personales no le debe agradar para nada. Los que actúan tras bambalinas que se lo han estudiado bien y lo conocen a fondo deben saberlo. Una cosa es el bla, bla, bla y otra afrontar las consecuencias de la llevada a la práctica de este.

El pueblo cubano no sigue a marionetas, ni a “líderes” construidos en laboratorios imperiales.

Y mientras ellos maquinan y maquillan a Yunior, del lado de acá, serenos y decididos a defender la obra revolucionaria hasta las últimas consecuencias, sin el más mínimo vestigio de miedo, con la razón como escudo, estamos listos para derrotar su intento de tratar de robarnos los sueños.

 

 

Un comentario sobre “La jugada de engaño tras la “marcha” anticipada de Yunior

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.