La nueva campaña contra Cuba: Crónica de un fracaso anunciado

Por: Marco Velázquez Cristo.

La escudería mediática de la contrarrevolución frustrada por la derrota sufrida con su infame campaña contra la nueva Constitución y respondiendo a orientaciones de su también frustrado y desesperado amo por el fracaso de su intento de destruir a la revolución bolivariana y chavista, ahora lanza una andanada de mentiras dirigidas a crear matrices de opinión sobre el supuesto envío de tropas cubanas a Venezuela y la presunta intención del gobierno cubano de utilizar a los colaboradores civiles que cumplen misión en esa hermana nación en hipotéticos combates en defensa de la misma.

Todas estas mentiras que se conocen hoy como fake news, construidas a partir de la manipulación de la intención solidaria del documento firmado por más de 3 millones de cubanos en apoyo a la patria de Bolívar y Chávez, tienen el objetivo de intentar crear una presión popular que obligue al gobierno revolucionario a retirar los colaboradores de Venezuela y a conformar una imagen de su supuesta injerencia en los asuntos internos de ese país.

Consideran quienes utilizan de voceros a esta pléyade de inmorales estafadores virtuales que, de lograr alcanzar los fines que se han propuesto, estarían en mejores condiciones para justificar una intervención militar contra ese país y tendrían un escenario interno en Cuba y en el plano internacional propicio para incrementar su agresividad contra nuestra patria.

La amistad y la solidaridad de la Revolución cubana con la hermana nación bolivariana es inquebrantable y se fortalece ante groseras mentiras como las que hoy divulgan en la internet amos y sirvientes.

Como en ocasiones anteriores fracasaran en su empeño de dividirnos y debilitarnos, no lograrán confundirnos con sus patrañas, ni socavar el apoyo y la confianza popular en la dirección del país, tampoco alcanzarán a menguar el prestigio internacional de la Revolución.

Lobos hambrientos ladrandole al sol no pueden opacar su brillo ni mermar su calor.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.