¿LA PRENSA INDEPENDIENTE O LA FÁBRICA DE MENTIRAS?

Tomado del Facebook de la profesora universitaria María Del Carmen Hernández Carús.
 
¿Será posible que la fábrica de mentiras no sufra ni una rotura, una parada por mantenimiento o algo parecido?
¡Aunque sea para poder descansar un par de días!
 
He conocido a algunas personas que han estado ingresados en el hospital militar de Santa Clara, enfermos con la Covid.
 
De todos he escuchado la satisfacción por la atención que han recibido.
Lamentablemente como en cualquier otro centro hospitalario se han perdido pacientes que no han conseguido sobrevivir, así ha sido en Cuba y en todo el mundo.
 
Pero de ahí a decir que se está dejando morir a un enfermo porque es opositor al gobierno y entonces hay que hacer protestas y hay que exigir al gobierno por la vida de ese hombre. ¿Pudieran aflojar un poquito?
 
Prensa «independiente» caray, ¿hasta las cuantas?
 
Ya que no dependes de nadie ¿por qué no dices que en el Hospital Militar de Santa Clara y en toda Cuba se hace un esfuerzo enorme, inmenso, para salvar vidas?
 
Ya que no dependes de nadie ¿por qué no hablas del bloqueo que no deja comprar a Cuba suministros necesarios para enfrentar la pandemia?
 
Ya que no dependes de nadie ¿por qué no te das un poquito a respetar y publicas algunas verdades o es que no eres tan independiente y no te atreves?
 
Comienza la semana y nos encontramos con que al hombre de la huelga de hambre lo torturaron porque tenía el aire acondicionado puesto todo el tiempo y la luz encendida y ahora con este opositor cuya vida está en juego porque no le dan atención.
 
¡Qué manera de hablar cáscaras de caña!
¡Y como hay ignorantes y repetidores de la farsa!
 
Escasea mucho la vergüenza por estos tiempos, la verdad.
 
Deseo de todo corazón que se sane el opositor santaclareño, aunque después en lugar de agradecer el esfuerzo del personal médico por salvarlo siga pidiendo capitalismo y hospitales privados donde a él mismo le costará un ojo de la cara poder entrar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.