Las molestias de los Vasallitos Complacientes

Por: Marco Velázquez Cristo.

Es conocido que, los archipielagosos son gente ególatra que viven en un mundo de fantasías perversas, dentro del cual alucinan y se sienten dioses autorizados para hablar a nuestro nombre, que tienen el derecho de pasar por encima de la voluntad de la mayoría y la facultad de violar la Constitución y las leyes, ah, también tienen la mejor ortografía y la manera más hermosa de conjugar los verbos, en fin se creen lo “máximo”, por eso ahora están molestos, porque unos cubanos decidieron ponerle el nombre de Archipiélago Cubano a su grupo, al cual los “indignados” catalogan de grupo falso y lo denuncian en Facebook.

¿Quién le dijo a esta gente que ellos tienen la exclusividad del uso de esa palabra?

En todo caso los falsos son ellos que, se quieren arrogar la representación de todos los que vivimos en el archipiélago cubano, sin que nadie les haya dado esa prerrogativa.

No obstante, hay que reconocerles que, en hacer el ridículo si tienen sin discusión el primer lugar.

Y así las cosas en el contexto actual por mucho que se esfuercen, incluso hasta llegar a herniarse por parecer auténticos “patriotas”, sus lamentos y suplicas a actores foráneos para que apoyen su ilegal marcha provocación, así como su coincidencia de discurso e intereses con los del enemigo imperial, los deslegitiman.

Por eso si quieren tener la exclusividad de un nombre, incluso uno que pudieran patentar, no tienen que romperse la cabeza buscándolo; la insuperable genuflexión que hacen ante el imperio y el servilismo que le demuestran a este, los hacen acreedores del nombre de, “Los vasallitos complacientes”, ese sí que pueden dormir tranquilos que nadie lo va a usar, ni total, ni parcialmente. Échense ahí, que ese es suyo.

 

    

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.