¿Mendigo?

Por: Ileana González.

Fernando Ravsberg, o Fernando Da Cunha, uruguayo sueco, mentiroso patológico, de insuperable capacidad histriónica, ahora ha incorporado a su amplio currículum actoral el de mendigo.

Su desdoblamiento en este nuevo personaje, no responde al agotamiento de sus ahorros, que sin ningún pudor aseguraba era de donde provenían los recursos financieros para mantener un blog, que ya sabemos por el mismo  que es una empresa, pues en su artículo, “Salvemos  Cartas desde Cuba” , admite estar pagando a un informático y también a una webmaster, lo que constituye una violación a las facultades que le otorga su acreditación de corresponsal extranjero.

Otra faceta de este “reportero”, es la de editor, hábilmente ha suprimido de su storytelling las cuestiones inconvenientes, por ejemplo según lo que ahora ha trascendido,  y de lo que en otras ocasiones he escuchado hablar, fue del movimiento de liberación Tupamaros del que fue expulsado por su comportamiento divisionista, esta causa la suprimió por supuestas inconformidades con algunas políticas de esa organización, esto último me lo han contado amigos que lo defendían, así ha mantenido incólume su imagen de “luchador revolucionario”, de igual forma  siempre ha alegado que su salida de la BBC la motivó el no aceptar que se le impusiera lo que debía o no publicar, lo cierto, no hablaba inglés y era un requisito que no cumplía.

¿Qué obliga a F.R. o FDC a pedir dinero para mantener a Cartas desde Cuba?

La publicación del artículo, “Cartas desde Cuba: ¿Un blog o una empresa? , expuso ante la opinión publica las dos vías por las que hacían llegar el  financiamiento a este personaje en Cuba, una para justificarle una fuente de ingresos legales, su condición de corresponsal del periódico “Publico”, que extrañamente sin ser un medio de los grandes se permite el lujo de pagar a alguien porque le confeccione solo 16 artículos en un año (2017), cuando por ejemplo la EFE les proporcionó 13 en el mismo periodo, con  temáticas sobre Cuba. Al parecer a “Publico” le interesa más mantener al “reportero” en Cuba, que las noticias sobre ella.

Por otra parte está el Hostal Tu Habana, que como señalé en el artículo, “La inexplicable tolerancia” resultaba difícil para la familia  Ravsberg explicar su relación con el mismo, significando que a partir de la publicación del primer artículo que mencioné, la página de presentación en Facebook del Hostal Tu Habana había sufrió algunas transformaciones”.

Acciones orientadas al otrora desafiante “periodista”.

Sus patrocinadores y él mismo comprendieron que era necesario hacer algunos ajustes a su   esquema de financiación, pues estaba expuesto públicamente y demostraba la falsedad del discurso de que esta provenía de los ahorros de su “filántropo” colaborador, por eso decidieron convertir a su antiguo príncipe de las redes en suplicante mendigo.

Esta hábil maniobra tiene dos objetivos básicos, uno, intentar desvincular los ingresos de la familia Ravsberg del Hostal Tu Habana que seguirá operando, pero con algunos cambios que hagan menos visibles los vínculos del falso mendigo con él, y segundo justificar públicamente de manera creíble y legal una fuente adicional de ingresos que permita financiar sus gastos personales y los de su empresa, a la vez que suple la parte del dinero que necesariamente reducirán del que actualmente le dan a través del mencionado Hostal.

Esta nueva forma de hacerle llegar dinero hace más difícil la identificación del origen de este, pues ahora a las donaciones de los “admiradores” de F.R, se adicionarán las de sus patrocinadores mediante la utilización de perfiles e identidades falsas. Estos “aportes” no tendrán un gran monto individual para evitar llamar la atención sobre ellos. La cuenta creada en el exterior tiene el objetivo de dar mayor facilidad y seguridad para hacer estas “discretas donaciones”, la de Cuba al igual que su condición de corresponsal de Publico complementan el nuevo esquema financiero, y contribuyen a su encubrimiento.

Es curioso que acudir al crowdfunding se está convirtiendo en una moda en varios de los llamados “medios alternativos” cubanos.

Deben entender padrinos y ahijado que intentar hacer magia de cerca incrementa el riesgo de que se descubra el truco. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.