Ofender nuestra cultura e identidad es ofender a la patria

El estudio de la historia demuestra que la nación no es más que una de muchas otras formas en las que los seres humanos hemos ido organizando nuestras sociedades. Las comunidades que antes se agrupaban en polis o ciudades, o en feudos, fueron fundiéndose bajo una única simbología, que sirvió de plataforma ideológica al Estado moderno.

La misma idea de Cuba es una construcción de carácter político. La noción de Patria que hoy defendemos es fruto de arduas luchas y de un proceso gradual -pero siempre intenso- de formación de una identidad, alrededor de una historia y de principios o valores. Cuba y sus símbolos nacionales fueron en su momento el proyecto de personas que pensaban que lo mejor para el pueblo era la independencia.

Por eso no podemos permitir que personajes como Luis Manuel Otero Alcántara ofendan nuestra Bandera por la cual dieron su vida muchos patriotas. Este supuesto artista utiliza el arte para trasgredir la nación ejemplo de esto fue cuando por su cuenta constituyó una bienal paralela a Bienal de la Habana lugar donde se dieron cita contrarrevolucionarios como Ana Olema, si la que financió los delincuentes que ultrajaron los bustos de José Martí.

Así que no hay que dejarse engañar, si sus patrocinadores lo denominan “artista” sin títulos ni honores, pues que lo nombren como quieran. Pero algo le debe quedar claro que ofender nuestra cultura e identidad es ofender a la patria.

Otero Alcántara debería pensarlo mejor al creer que la impunidad existe, mucho más si ofende a nuestros símbolos. Porque ofender nuestra cultura e identidad es ofender a la patria y eso definitivamente no lo permitiremos.     

2 comentarios en “Ofender nuestra cultura e identidad es ofender a la patria

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.